Lenin para la “encrucijada” II

“(…) existen en el mundo comunistas y partidarios de la III Internacional en todos los países, para transformar en toda la línea, en todos los dominios de la vida, la vieja labor socialista, tradeunionista, sindicalista y parlamentaria, en una labor nueva, comunista. En nuestras elecciones hemos visto también, de sobra, rasgos puramente burgueses, rasgos de oportunismo, de practicismo vulgar, de engaño capitalista. Los comunistas de Europa occidental y de América deben aprender a crear un parlamentarismo nuevo, poco comun, no oportunista, que no tenga nada de arrivista; es necesario que el Partido Comunista lance sus consignas, que los verdaderos proletarios, con ayuda de la masa de la gente pobre, inorganizada y aplastada, extiendan y distribuyan octavillas, recorran las viviendas de los obreros, las chozas de los proletarios del campo y de los campesinos que viven en los sitios más recónditos (por ventura, en Europa los hay mucho menos que en Rusia, y en Inglaterra apenas si existen), penetren en las tabernas más concurridas, se introduzcan en las asociaciones, en las sociedades, en las reuniones fortuitas de los elementos pobres, que hablen al pueblo con un lenguaje sencillo (y no de un modo muy parlamentario), no corran, por nada en el mundo, tras un “lugarcito” en los escaños del parlamento, despierten en todas partes el pensamiento, arrastren a la masa, cojan a la burguesía por la palabra, utilicen el aparato creado por ella, las elecciones convocadas por ella, el llamamiento hecho por ella a todo el pueblo, den a conocer a este último el bolchevismo como nunca habían tenido ocasión de hacerlo (bajo el dominio burgués), fuera del período electoral (sin contar, naturalmente, con los momentos de grandes huelgas, cuando ese mismo aparato de agitación popular funcionaba en nuestro país con más intensidad aún). Hacer esto en la Europa occidental y en América es muy difícil, dificilísimo, pero puede y debe hacerse, pues las tareas del comunismo no pueden cumplirse, en general, sin trabajo, y hay que esforzarse para resolver los problemas prácticos cada vez más variados, cada vez más ligados a todos los aspectos de la vida social y que van arrebatándole cada vez más a la burguesía un sector, un campo de la vida social tras otro.

En esa misma Inglaterra es asimismo necesario organizar de un modo nuevo (no de un modo socialista, sino de un modo comunista; no de un modo reformista, sino de un modo revolucionario) la labor de propaganda, de agitación y de organización en el ejército y entre las naciones oprimidas y las que no gozan de la plenitud de derechos en “su ” Estado (Irlanda, las colonias). Pues todos estos sectores de la vida social, en la época del imperialismo en general y sobre todo ahora, después de esta guerra que ha atormentado a los pueblos y que les ha abierto rápidamente los ojos a la verdad (la verdad de que decenas de millones de hombres han muerto o han sido mutilados únicamente para decidir si serían los bandidos ingleses o los bandidos alemanes los que saquearían más países), todos estos sectores de la vida social se saturan particularmente de materias inflamables y dan origen a muchos conflictos, a muchas crisis y a la exacerbación de la lucha de clases. No sabemos ni podemos saber cuál de las chispas que, en enjambre, surgen ahora por doquier en todos los países bajo la influencia de la crisis económica y politica mundial, podrá originar el incendio, es decir, despertar de una manera especial a las masas, y por lo tanto debemos, con nuestros nuevos principios, nuestros principios comunistas, emprender la “preparación” de todos los campos, sean de la naturaleza que sean, hasta los más viejos, los más vetustos, y en apariencia los más estériles, pues en caso contrario no estaremos a la altura de nuestra misión, faltaremos en algo, no dominaremos todas las clases de armas, no nos prepararemos ni para la victoria sobre la burguesia (la cual ha organizado la vida social en todos sus aspectos a la manera burguesa y ahora la ha desorganizado de ese mismo modo) ni para la reorganización comunista de toda la vida, que deberemos realizar una vez obtenida la victoria.”

Lenin, La enfermedad infantil del “izquierdismo” en el comunismo (1920)

Categorías: Partido | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

TIME

Current & Breaking News | National & World Updates

Insurrectos para el Futuro

-contraofensiva de un sueño inconcluso-

Estrella del Amanecer

Hasta que el día despunte y el lucero de la mañana aparezca en vuestros corazones.

por los caminos del espejo

en busca de un lugarcito en el cual refugiarme

Martín Ruta 8

POESIAS, CRONICAS Y REFLEXIONES DE UN ESCRITOR COMPROMETIDO

polemica social

La insolencia del estudiante con su profesor; en los salones, expresiones cínicas formuladas bajo las apariencias de amabilidad; en el comercio, una rabiosa competencia, y como en el comercio, en la técnica, en la ciencia, en el arte, en el deporte; escaramuzas parlamentarias en las que podemos observar profundos conflictos de intereses; la furiosa guerra diaria de la prensa; huelgas obreras; manifestantes ametrallados en las calles, valijas cargadas de gases asfixiantes que se envían mutuamente por los aires las naciones civilizadas; incendios de las guerras civiles, que nunca se apagan sobre nuestro planeta: estas son las diversas formas de la “polémica” social, que van desde lo más cotidiano, normal, habitual, y pese a su intensidad casi imperceptibles, avivadas por la polémica extraordinaria, explosiva, volcánica, de las guerras y las revoluciones. Es la imagen de nuestra época. Hemos crecido en ella, la respiramos y vivimos en ella. ¿Cómo podríamos dejar de ser polémicos sin traicionarla? Trotsky, Mi Vida, 1929.

Tinta Roja blog

Política & Marxismo; en la Zona Norte industrial del GBA

PTS - zona sur GBA

Just another WordPress.com site

Santiago y la trinchera

Noticias, debates y reflexiones a la izquierda

La oveja roja en la UNLaM

Just another WordPress.com site

elilaturca

4 out of 5 dentists recommend this WordPress.com site

Los trabajadores en la Argentina posdevaluación Recomposición social y conflictividad sindical de 2003 en adelante

Seminario de Investigación de la Carrera de Sociología de la UBA Titular: Paula Varela

Diario NCO Blog

San Justo, Monseñor Marcon 2584 📞4441-4936

El Gran Sueño

:::: Blog de debate político-ideológico de la Juventud del PTS - Psicología:::: "Para alcanzar el nivel de heroísmo y abonar el terreno de los grandes sentimientos que dan vida, es menester que la conciencia se sienta ganada por grandes objetivos". León Trotsky.

Los Sospechosos de Siempre

::Blog de debate de la Juventud del PTS - Sociales::

~New Way To Bleed~

Todavía sigo siendo esclavo de los sueños... Es sólo una nueva forma de sangrar...

A %d blogueros les gusta esto: