Teoría

Lenin para la “encrucijada”

lenin“Todo el mundo convendrá que sería insensata y hasta criminal la conducta de un ejército que no se dispusiera a utilizar toda clase de armas, todos los medios y procedimientos de lucha que posee o puede poseer el enemigo. Pero esta verdad es todavía más aplicable a la política que al arte militar. En política se puede aún menos saber de antemano qué método de lucha será aplicable y ventajoso para nosotros en tales o cuales circunstancias futuras. Sin dominar todos los medios de lucha, podemos correr el riesgo de sufrir una enorme derrota, a veces decisiva, si cambios independientes de nuestra voluntad en la situación de las otras clases ponen a la orden del día una forma de acción en la cual somos particularmente débiles. Si dominamos todos los medios de lucha, nuestro triunfo es seguro, puesto que representamos los intereses de la clase realmente avanzada, realmente revolucionaria, aun en el caso de que las circunstancias no nos permitan hacer uso del arma más peligrosa para el enemigo, del arma susceptible de asestar con la mayor rapidez golpes mortales. Los revolucionarios inexperimentados se imaginan a menudo que los medios legales de lucha son oportunistas, porque en este terreno (sobre todo en los períodos llamados “pacíficos”, en los períodos no revolucionarios) la burguesía engañaba y embaucaba con una frecuencia particular a los obreros, y que los procedimientos ilegales son revolucionarios. Tal afirmación, sin embargo, no es justa. Lo justo es que los oportunistas y traidores a la clase obrera, son los partidos y jefes que no saben o no quieren (no digáis nunca: no puedo, sino: no quiero) aplicar los procedimientos ilegales en una situación como la guerra imperialista de 1914-1918 por ejemplo, en que la burguesía de los países democráticos más libres engañaba a los obreros con una insolencia y crueldad nunca vistas, prohibiendo que se dijese la verdad sobre el carácter de rapiña de la guerra. Pero los revolucionarios que no saben combinar las formas ilegales de lucha con todas las formas legales son unos malos revolucionarios. No es difícil ser revolucionario cuando la revolución ha estallado ya y se halla en su apogeo, cuando todos y cada uno se adhieren a la revolución simplemente por entusiasmo, por moda y a veces por interés personal de hacer carrera. Al proletariado le cuesta mucho, le produce duras penalidades, le origina verdaderos tormentos “deshacerse”, después de su triunfo, de estos “revolucionarios”. Es infinitamente más difícil — y muchísimo más meritorio — saber ser revolucionario cuando todavía no se dan las condiciones para la lucha directa, franca, la verdadera lucha de masas, la verdadera lucha revolucionaria, saber defender los intereses de la revolución (mediante la propaganda, la agitación, la organización) en instituciones no revolucionarias y a menudo sencillamente reaccionarias, en la situación no revolucionaria entre unas masas incapaces de comprender de un modo inmediato la necesidad de un método revolucionario de acción. Saber encontrar, percibir, determinar exactamente la marcha concreta o el cambio brusco de los acontecimientos susceptibles de conducir a las masas a la grande y verdadera lucha revolucionaria final y decisiva, es en lo que consiste la misión principal del comunismo contemporáneo en la Europa occidental y en América.”

Lenin, La enfermedad infantil del “izquierdismo” en el comunismo (1920)

Categorías: Partido, Teoría | Deja un comentario

Estrategia diferencial en Gramsci desde Trotsky

GramsciAntonio Gramsci, desde la perspectiva de Perry Anderson[1], va a distinguir en sus análisis la relación entre estado y sociedad civil en Rusia y en Europa occidental respectivamente. En los “estados avanzados” considerará que la “sociedad civil” se ha convertido en una estructura muy compleja, que es capaz de resistir las incursiones catastróficas de la economía como las crisis, depresiones y otras manifestaciones similares. Sostendrá que “la superestructura de la sociedad civil [es] como el sistema de trincheras de la guerra moderna”[2]. Lo que contrapone el revolucionario italiano es el curso que la revolución rusa (oriente) había tomado, con el carácter que tendría una estrategia correcta para llegar al socialismo en las sociedades occidentales, ya que según su visión la relación entre “sociedad civil” y el estado es una relación distinta en ambos tipo de sociedades. Según la interpretación de Perry Anderson, Gramsci ve en oriente que “el estado es todo” mientras que en occidente prima una “relación equilibrada” entre sociedad civil y sociedad política (Estado)[3]. Sigue leyendo

Categorías: Historia, Teoría | Deja un comentario

Revolución pasiva y “nuevo conformismo” en Gramsci desde Trotsky

leon-trotsky.jpg_2033098437

El período de entreguerras se caracterizó porque Inglaterra ya no podía ejercer su antiguo rol hegemónico, y porque Estados Unidos no estaba aún en condiciones de ejercer esa hegemonía. La primera guerra mundial, en palabras de Joshua, puso en evidencia estas contradicciones, y la segunda, las resolvió[1]. En ese marco se dan los debates convergentes y divergentes entre León Trotsky y Antonio Gramsci, ambos teóricos revolucionarios, en ese entonces, de la Tercera Internacional. Sigue leyendo

Categorías: Historia, Teoría | Deja un comentario

Tres puntos sobre la relación entre degeneración y caída del Estado obrero en León Trotsky

1, Para León Trotsky en el texto El nuevo curso (1923) la degeneración burocrática del estado obrero es un fenómeno nuevo producto de las nuevas tareas (la transición al socialismo), las nuevas dificultades (tanto internas como externas) y los nuevos errores del partido (desvíos y adaptaciones en la dirección). Tendrán que pasar algunos años hasta que la burocracia se consolide al mando del Estado obrero, usurpando el poder de la clase obrera, para que Trotsky sume elementos para explicar este fenómeno. La derrota de la revolución internacional, que comienza con la derrota del proceso revolucionario en Alemania de 1923, profundizará las tendencias burocráticas, por la presión social externa que sufrirá inevitablemente la dirección del partido y las conquistas soviéticas por la influencia de las leyes capitalistas. Los vaivenes de la economía interna, el desgaste de la guerra civil, el desánimo de las masas, contribuirán a la presión objetiva a la degeneración. El stalinismo se consolida como subproducto de la “reacción social”, pero la situación es contradictoria. Siguiendo a Perry Anderson que sintetiza las palabras de Trotsky: “Dentro de la URSS la burocracia stalinista juega un papel contradictorio, defendiéndose ella misma tanto contra la clase obrera soviética a la cual ha usurpado el poder, como contra la burguesía mundial que trata de anular todas las conquistas de la Revolución de Octubre y restaurar en Rusia el capitalismo.1. El contenido progresista del aparato stalinista está dado porque aún se presenta como el guardián de las conquistas sociales de la revolución, en este sentido la degeneración no niega la Revolución Rusa, no niega sus conquistas porque aún la URSS no había sido entregada a otra clase. “La dictadura de hierro que ejercían la política stalinista y el aparato administrativo sobre el proletariado soviético no era incompatible con la preservación de la naturaleza obrera del Estado (…). La URSS era, incluso, un Estado obrero degenerado; y por otro parte una dictadura del proletariado ´pura´ (…) no había existido nunca en la Unión Soviética.2. Sigue leyendo

Categorías: Teoría | Deja un comentario

Lenin, la teoría del imperialismo y sus críticos

1, La teoría del imperialismo: Lenin en su folleto Imperialismo, fase superior del capitalismo (1916) da cuenta de una nueva época en la que está entrando el capitalismo donde sus características fundamentales comienzan a convertirse en su antítesis. Es una época de transición del capitalismo de libre competencia a una estructura económica y social más elevada. Se impulsa y consolida la gran producción, llevando la concentración de la producción y del capital hacia el surgimiento de los monopolios. Esta es una característica central del proceso: la fusión del capital industrial con el bancario, dando origen y, rápidamente un lugar central, al capital financiero. Pero es necesario aclarar que Lenin sostiene a su vez que: “los monopolios, que se derivan de la libre competencia, no la eliminan, sino que existen por encima y al lado de ella, engendrando así una serie de contradicciones, rozamientos y conflictos particularmente agudos.1. Esto último es así ya que la presión de los monopolios crean nuevas relaciones sociales de dominación, con la característica de ser mucho más aplastantes, haciendo uso de la fuerza (según su desarrollo económico y político) para obtener mayores beneficios. Propio de esta época, es la exacerbación de la lucha por el reparto del mundo, llegando al punto en el que el capital financiero subordina a países con independencia política formal, volviéndose encarnizada lucha de los monopolios por anexionar colonias. Sigue leyendo

Categorías: Teoría | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

TIME

Current & Breaking News | National & World Updates

Insurrectos para el Futuro

-contraofensiva de un sueño inconcluso-

Estrella del Amanecer

Hasta que el día despunte y el lucero de la mañana aparezca en vuestros corazones.

por los caminos del espejo

en busca de un lugarcito en el cual refugiarme

Martín Ruta 8

POESIAS, CRONICAS Y REFLEXIONES DE UN ESCRITOR COMPROMETIDO

polemica social

La insolencia del estudiante con su profesor; en los salones, expresiones cínicas formuladas bajo las apariencias de amabilidad; en el comercio, una rabiosa competencia, y como en el comercio, en la técnica, en la ciencia, en el arte, en el deporte; escaramuzas parlamentarias en las que podemos observar profundos conflictos de intereses; la furiosa guerra diaria de la prensa; huelgas obreras; manifestantes ametrallados en las calles, valijas cargadas de gases asfixiantes que se envían mutuamente por los aires las naciones civilizadas; incendios de las guerras civiles, que nunca se apagan sobre nuestro planeta: estas son las diversas formas de la “polémica” social, que van desde lo más cotidiano, normal, habitual, y pese a su intensidad casi imperceptibles, avivadas por la polémica extraordinaria, explosiva, volcánica, de las guerras y las revoluciones. Es la imagen de nuestra época. Hemos crecido en ella, la respiramos y vivimos en ella. ¿Cómo podríamos dejar de ser polémicos sin traicionarla? Trotsky, Mi Vida, 1929.

Tinta Roja blog

Política & Marxismo; en la Zona Norte industrial del GBA

PTS - zona sur GBA

Just another WordPress.com site

Santiago y la trinchera

Noticias, debates y reflexiones a la izquierda

La oveja roja en la UNLaM

Just another WordPress.com site

elilaturca

4 out of 5 dentists recommend this WordPress.com site

Los trabajadores en la Argentina actual. Recomposición social y conflictividad laboral de 2003 en adelante

Seminario de Investigación de la Carrera de Sociología de la UBA Titular: Paula Varela

Diario NCO Blog

San Justo, Monseñor Marcon 2584 📞4441-4936

El Gran Sueño

:::: Blog de debate político-ideológico de la Juventud del PTS - Psicología:::: "Para alcanzar el nivel de heroísmo y abonar el terreno de los grandes sentimientos que dan vida, es menester que la conciencia se sienta ganada por grandes objetivos". León Trotsky.

Los Sospechosos de Siempre

::Blog de debate de la Juventud del PTS - Sociales::

~New Way To Bleed~

Todavía sigo siendo esclavo de los sueños... Es sólo una nueva forma de sangrar...